miércoles, 12 de febrero de 2014

Eso aguantara?

Con motivo de un curso sobre equipamiento impartido en Villanueva del Rosario (Málaga), Curro Martínez/ASAC y Mariano Franco han realizado una treintena de pruebas destructivas en material de todo tipo que se encuentra en las zonas de escalada.


Destacan por sus resultados, ya esperados o totalmente sorprendentes, los siguientes valores de rotura:



- Chincheta/microburil del 6, con chapa recuperable: 530 kg
- Parabolst Hilti HSV del 8: 350 y 680 kg.
- Chapa Tri-Rocc oxidada de buril: 720 kg.
- Argolla casera con soldadura mediocre en instalación de rápel: 800 kg
- Mosquetones sin marca, oxidados y diez años en descuelgues: 800 y 1.400 kg.
- Cordino Beal de 7 mm abandonado un año en rápel: 890 kg.
- Anillo de cinta viejo anudado a una chapa, un año al sol: 1.000 kg.
- Anillo de cinta nuevo de 2.000 kg apoyando sobre arista: 1.000 kg
- Maillón del 6 sin marca y de ferretería: 1.054 kg.
- Espits del 8: 1.454 kg (con chapa Fixe) y 1.812 kg (con anilla Raumer).
- Mosquetón Fixe Stone de 2.300 kg: a 2.300 kg se estira 1 cm pero no se rompe.
- Parabolt Hilti HSA del 10, galvanizado con chapa Fixe bicromatada (la de la imagen): 2.360 kg.
- Mosquetón Fixe Stone con seguro, de 2.300 kg: a 2.300 kg se estira 1 cm, pero no se rompe.
- Parabolt Hilti HSA-R del 10, inoxidable: 2.600 kg.
- Mosquetón Kong simétrico con seguro, de 2.200 kg, maltratado previamente a martillazos y con un cortafrío: 3.140 kg.

Fuente (copia textual): Rocanbolt



2 comentarios:

ricard de Mataró dijo...

Pues ahora me quedo bastante más tranquilo.

bruno planterose dijo...

Cierto. A ti te he visto colgarte de cualquier cosa ricard. Jaja.

Publicar un comentario