lunes, 30 de mayo de 2011

Adam Ondra - Chaxi Raxi 9b - Primera ascención






“Oliana es una mis áreas favoritas de todo el norte de España. Es una pared alucinante de 50 metros de caliza naranja y azul y de escalada compleja. La pared se seca rápidamente, así que tuve la oportunidad de intentar uno de los proyectos equipados por Chris Sharma, llamado Chaxi Raxi, justo el primer día después de que dejara de llover. Al principio me parecía muy difícil, especialmente los primeros pasos clave. Podía hacer cada uno de los movimientos por si mismos, pero enlazar dos de ellos me resultaba increíblemente difícil. La parte superior me parecía más posible, podía enlazar todos los movimientos excepto 2 de ellos, en los que tenía que hacer un terrible extraesfuerzo en dos presas con lanzamiento, hasta que Chris me dijo de intentarlo de una forma mucho más estática. 

Volviendo a Chaxi Raxi, me sorprendí a mi mismo consiguiendo encadenar la versión fácil, saltándome la primera sección de búlder a través de un rodeo de 7b. Los pasos que me salté podían ser un 9b+ por si mismos. Así que era momento de trabajar mucho en el problema de búlder de abajo y sería capaz de encadenar. Pero era muy duro. No iba muy bien, pero progresaba, y el sexto día conseguí pasar de la clave de abajo, que puede ser un 8b+ de búlder por si misma. Descansé y continué. Conseguí superar todos los pasos claves, pero al final de la última dificultad, estando 100% seguro de mi éxito, mi talón izquierdo patinó. Y no fui capaz de empezar desde abajo de nuevo ese día. El séptimo día lo intenté de nuevo, caí unos pasos por debajo del punto más alto que había alcanzado al no tomar la presa correcta mientras hacía un movimiento dinámico. Me puse muy nervioso, porque sabía que era capaz de hacerlo, pero sólo me quedaba un día para intentarlo, y hay tantas secciones en las que un pequeño fallo puede arruinar tu intento, y tu día! Porque es muy duro encadenar desde abajo dos veces el mismo día. 

En el primer intento de mi último día, pasé los primeros pasos clave, llegué a un descanso y permanecí en él por unos minutos. Este descanso es realmente muy útil para superar toda la ruta, sin él sin duda sería un 9b+ la vía, pero también es un lugar en el que te puedes poner muy nervioso pensando en posibles fallos. Esto es lo que me pasó a mí. Seguí escalando de una forma que uno no podría denominar eficiente del todo, pero la ruta estaba un poquito por debajo de mi límite absoluto después de 8 días de trabajo, y a pesar de todo conseguí de alguna manera encadenar y pude disfrutar de la sensación de victoria de nuevo en el último día de mi viaje. Ésta es probablemente la ruta más dura que jamás haya hecho.”


Adam Ondra

No hay comentarios:

Publicar un comentario